domingo, 1 de mayo de 2016

(2015) La Candela Salsa Orchestra - On Fire


La banda afincada en Tenerife, España, Candela Salsa Orchestra es una agrupacion que exhibe como virtud la reunión armoniosa de distintas generaciones de músicos y diversos aportes estilìsticos a la gestacion de su sonido, una propuesta que se asienta en el vibráfono de la epoca de la salsa de los años setenta, al mejor estilo de Joe Cuba. 

El disco que traemos es "On Fire", del 2015, producido para el sello Crater Sound, un resultado estupendo, redondo, que encierra la buena salsa con aires de antaño, elegante y con raptos de agresividad rítmica, como en el tema Clave de Mambo, compuesto por Tito Puente. 



Los créditos del álbum: 

Bass – Alejandro Fuentes Díaz
Bongos – José Brito
Congas – Fran Martín Ciani
Design Concept – Jose Brito
Electric Piano – Fran Perdomo (tracks: 12)
Lead Vocals – Rafa "Richie" Rodríguez
Piano – Fonsi Rodríguez
Timbales – Alberto Martín
Vibraphone – Jordi Arocha


El disco estuvo muy esperado por la prensa europesa y la crítica especializada, así como el público latino en general y apareció inicialmente como un trabajo de tributo a Joe Cuba, esperable por la cercanía en cuanto a la sonoridad que aporta el genial vibrafonista del grupo. Jordi Arocha. Todos los cortes han sido estupendamendamente arreglados y tienen la frescura de un sonido nuevo, que se pega y perdura. 


(2015) Ray Martínez - Legacy


El trabajo de contrabajista dominicano Ray Martínez no ha alcanzado todavía el reconocimiento que sin duda se merece y este disco de 2015, forjado en años de trabajo, aporta en ese sentido. 



Grabado para el sello Tropical Note, el disco "Legacy" alcanza sobremanera las reales dimensiones de la palabra, comprendiendo tanto un legado a la herencia de la música latina de que el propio Martínez se ha nutrido, como Mongo Santamaría, Mario Rivera, Tito Puente, Ray Barretto, entre otros, como también por el legado de la musica de la herencia afroamericana que ha aportado a la gesta del blues y del jazz. 

En esta producción, todos los temas han sido compuestos y arreglados por el propio Ray Martínez. La sonoridad es compleja y redonda, aborda todos los espacios y atiende pertinentemente el ritmo latino, sin alejarse del jazz que es el idioma fundamental del disco. Pero como se ha dicho, la esencia del legado al que rinde homenaje lo lleva a los páramos fértiles de lo afrocubano, como el chachachá o el latin jazz. 


Los créditos del álbum son:

Ray Martinez: Leader, 
bass and acoustic guitar; 
Oscar Hernández: piano and synth; 
Adán Pérez: piano and Fender Rhodes; 
Bobby Baxmeya: guitar and violin; 
Milene Bey: vocal; 
Alfredo Viriaux: batá drums, lead vocals and coro; 
Humberto “Nengue” Hernández: batá, chekere and coro; 
Vince Cherico: trap drums; 
Willie Martinez: trap drums; 
Wilson “Chembo” Corniel: congas; 
Mauricio Herrera: conga; 
Edson “Cafe” Silva: minor percussion; 
Siraj Al’ Hasan: soprano and tenor saxophones; 
Frank Fontaine: flute; 
Nestor Sánchez, Adalberto Santiago and Ray Martinez: coro; 

Special Guests: 
Mario Rivera: tenor saxphone; 
Dave Valentin: flute.


(1979) Ray Barretto - Rican-Struction


Se ha hablado copiosamente del sonido Barretto. Los que han escuchado con atención la música del maestro coinciden en que hay un sello característico en el golpe vertiginoso de Barretto, incluso en la salsa, pero más en el latin jazz. Una especie de sonido nuevo, como el nombre de este tema de la composición de Dick Mesa para el celebrado álbum "Rican-Struction" de 1979, producción del sello Fania Records, uno de los más completos, acertados, redondos discos de la discografía del ya desaparecido conguero y bandleader. 



El disco marca además de sus aciertos musicales, el reencuentro con el vocalista de antaño, Adalbeto Santiago, que para 1973 abandonó la orquesta de Barretto junto a otros de sus músicos para abrirse paso en nuevos proyectos. El período intermedio estuvo felizmente dedicado a obras de altísima calidad en lo instrumental, como La Cuna o The Other Road, ademàs del cèlebre àlbum "Barretto" de 1975 que incorpora a los jòvenes cantantes Tito Gómez y Rubén Blades. 

Fueron años intensos para Barretto, forjados por el cambio de sello (Atlantic Records) y por un accidente que le imposibilitó el uso de sus prodigiosas y rìtmicas manos, hasta el retorno a la casa Fania en 1979 con este espectacular disco. Y como casi sempre, los quiebres suelen ser los mejores impulsos para crear obras maestras, este álbum no es la excepción, con arreglistas de lujo, como el maestro Oscar Hernández y José Febles. 


Se tata de un disco más que complejo, entrañable. La afiatada voz de Adalberto Santiago, el bajo de Sal Cuevas, el piano de Oscar Hernández y las congas del maestro, todos ingredientes de una elaborada concepción de un sonido nuevo, una aguerrida apuesta por una dimensión de sonoridad que cubriera los vacíos melódicos de una salsa tradicional o incluso un instrumental elegante, apostando por la percusión en todos los instrumentos, desde los vientos hasta el propio bajo, pasando por el estupendo aporte del joven timbalero Ralph Irizarry. 

Los músicos que intervienen:

José Jerez - Trumpet
Puchi Boulong - Trumpet
Héctor 'Bombertito' Zarzuela - Trumpet
José Febles - Trumpet
Papo Vásquez - Trombone
Todd Anderson - Tenor & Soprano Sax
Oscar Hernández - Piano
Sal Cuevas - Bass
José Fajardo - Flute
Ralph Irizarry - Timbales
Luis González - Bongo
Rat Barretto - Conga
Adalberto Santiago - Vocals, Maracas & Clave
Tito Allen, Adalberto Santiago, Luis González y Ray de la Paz - Coro

Otros temas de Ray Barretto que recomiendo escuchar: 




domingo, 3 de abril de 2016

Recordando al maestro Gato Barbieri (1932 - 2016)


In Memorian
Leandro “Gato” Barbieri 
(Rosario, 28 de noviembre de 1932 - Nueva York, 2 de abril de 2016)



Cuando a mediados de los años noventa tuve la enorme fortuna de acceder a la película "Last Tango in Paris" en la extinta Filmoteca del MALI fue como si estallara una bomba descomunal en mi cerebro y en mis emociones. Y es que la cinta tiene elementos realmente atrapantes: el maestro Brando, la dirección del genio Bertolucci, una historia sombrìa y al límite de la naturaleza humana y la sobrecogedora banda sonora del Gato Barbieri. 

Desde ahí, sin más trámite, me hice profuso seguidor de la música del maestro Gato, una música, y por eso es que su composición calzó tan bien con la cinta de 1972, siempre introspectiva, resonante, emotiva, convulsiva, es un jazz único en su especie, salido de una gran pantalla cinematográfica, la película de la vida misma. 


Una de mis más grandes obsesiones por aquella época fue conseguir el soundtrack de "Last Tango in Paris", algo que logré algunos años después en un centro comercial casi olvidado de la ciudad de Arequipa, ciudad del sur del Perú. 




Siempre que el jazz me queda corto acudo irremediablemente al maestro Gato, su sonido me devuelve la intranqulidad, la profunda sensación del abismo de la música, caer y volver a levantarse. Su música es reconstructiva, depresiva en muchos casos pero por ello mismo esperanzadora. Una especie de gran prueba de fuego para el ser humano, saber escucharla y poder sobrevivir a esa experiencia alucinante, sobrenatural. 


Y con sus 83 años, aunque olvidado para el grueso del público, el maestro seguía presentándose en el Blue Note, conciertos que han debido ser cancelados por su partida de hoy. Una partida que se mezcla entre la pena abrasadora por la ausencia permanente de una luz musical en el mundo, y la certeza de su paso a la eternidad del pensamiento y la memoria, sentimientos encontrados pero vibrantes. 

El maestro Gato se sentìa un ciudadano del mundo, argentino de alma sí, pero ajeno por sobre todos los grupos. Solìa decir, "tanto que los músicos de jazz no me consideran un músico de jazz y los músicos latinos no me consideran un músico latino, será porque he hecho todo lo posible por complicarme la vida". Una música compleja, comprometida, furiosa, confusa, sucesora de Coltrane. Como decía su más reciente productor, el tambien músico y trompetista Herb Alpert, "Gato Barbieri irrumpió en el mundo del jazz como una bengala"


A pesar de que al maestro no le gustaba pensar en que sería recordado por el público que tanto siguió su música lo cierto es que esa misma música es parte de nuestras vidas, así como la piel guarda memoria gráfica de las heridas que tuvo a lo largo de la vida. Y esa música es una herida profunda y sentida, que se queda en el pellejo como cicatriz de las complejas y retorcidas complejidades de la vida del ser humano. 

Puedes comprar los discos del maestro Gato Barbieri aquí: 



Algunos temas de Gato Barbieri que recomiendo escuchar:







(2016) Doris Lavin - El Secreto del Amor


Aparece en el escenario musical latino Doris Lavín con un disco realizado bajo la dirección musical de Ivan "Melón" Lewis. Una producción elegante, sofisticada, muy fina,  con música cubana con influencias Jazz y trova cubana, sin perder la esencia del ritmo cubano, presente en todos los temas, como si se tratara de la presencia de los orishas.

Doris Teresa Lavin Baro, nacida en Colón, Matanzas, es una cantante, intérprete y compositora, desde muy joven tuvo la influencia del ritmo y el colorido de la musica que tanto la enorgullece, gracias a su familia, popularmente conocidos como ‘Los Baro’, rumberos de corazón, ademas de otros ascendientes destacados practicantes de varias modalidades de la cultura afrocubana, asi como su mismo padre Felipe Lavin Arango, “cantante de boleros y guarachas”. 


Su carrera musical está marcada por su paso por diferentes escenarios en la propia Cuba y del mundo, sobre todo colaborando es agrupaciones europeas. En el 2003 realiza en Madrid una grabación con la participaciòn de Javier Masso ‘Caramelo’, Alain Peres, Jose Rivero, Dagoberto Gonzalez (Jr.),Un trabajo de excelentes resultados, con el que la llegaron a calificar como la reminiscencia de Celia cruz y de la Lupe, a criterios de un destacado periodista norteamericano llamado Christofer London en Jazz Time nombrandola como la Spifire Cuban en el 2003.


Luego trabajò en Italia hasta el 2012, para luego trasladarse a India para participar en el Festival Internacional de Jazz de 2014 en diferentes ciudades como Pune, Bangalore, Mumbai, entre otras. Regresa en Europa en el 2015 y se establece entre Suiza e Italia donde realiza su nuevo disco llamado "Mi Música", una compilacion que va desde el 2005 al 2105 con temas que la identifican como cantante Sonera y Romàntica .

En el año 2016 vuelve a lo estudios de grabación para su tercer disco llamado "El Secreto del Amor", bajo una producción propia de Doris Lavin, trabajo que le llevó 8 meses de intenso trabajo y de cual ella misma afirma que, "no está pensado exclusivamente para ser bailado, sino también para deleitar el oído, siendo que ha sido hecho con mucho amor".


Colaboran en este disco el trompetista Fernando Hurtado y Joulien Ferrer en el trombón, Roman Filiù (ex Irakere), Ivan "Melon" Lewis en el piano en todos los temas, Yadam González, bajo y guitarras, Yuvisley Aguilar Rojas en los batà y la percusion, entre otros. 

Puedes comprar el disco aquí: 

Otros temas de Doris Lavin que recomiendo escuchar: 






Avisos de interés