domingo, 7 de agosto de 2016

(2014) Jamie Cullum - Interlude


Nacido en agosto de 1979 en Essex, Reino Unido, Jamie Cullum es un cantante y pianista catalogado en jazz pero que ha incursionado exitosamente en otros géneros y variantes que, sencillamente, sorprendió a todos los públicos y críticos desde su aparición a los tempranos 16 años hasta la actualidad. 


Con media docena de discos en su haber, este joven cantante continúa colocándose en las preferencias por su acertado repertorio, timbre fresco, estilo elegante, jovial pero de cierto modo clásico. Algo que en el jazz es harto considerado como una verdadera joya, esa jovialidad le ha permitido seguir vigente incluso con las generaciones más recientes no tan cercanas al jazz o sus variantes. Dejándose notar desde sus primeros álbumes por disqueras como Universal y grandes estrellas como Michael Jackson, Cullum empezó a recibir premios y nominaciones desde los inicios de la década del 2000. 

Jamie Cullum se ha convertido en uno de los principales referentes del jazz vocal actual, hasta el punto de ser considerado por el público americano como sucesor de Harry Connick Jr. Su gran habilidad para la música hizo que mediante el jazz, se adentrara en diversos estilos musicales, haciendo variaciones de canciones de artistas de la talla de White Stripes, Kanye West, Pussycat Dolls, Elton John, John Legend, Justin Timberlake, Coldplay y muchos más. De hecho, se hizo famoso copiando la canción "Don't stop the music", de Rihanna. Su prestigio le ha llevado incluso a adentrarse en el terreno del cine, donde ha sido intérprete del tema principal de la banda sonora de la película El diario de Bridget Jones, versionando el clásico de la canción "Everlasting love", que Buzz Cason y Mac Gayden compusieron en 1967; así como también la canción "Grace is Gone", que forma parte de la banda sonora de la película con el mismo título. El último tema para una película es "Gran Torino" por Kyle Eastwood y Jamie Cullum para la película del mismo nombre y dirigida por Clint Eastwood, fue nominada como mejor canción original en los "Golden Globe Awards". Sacó su último disco, The Pursuit, en noviembre de 2009.

Luego de "Momentum", su álbum del 2013, lanza en el año 2014 "Interlude" para el sello Island. Es el disco que su público seguía esperando, un retorno a las raíces de su carrera, al jazz, a las esencias de la música que a él mismo le gusta hacer. Un disco que exuda madurez, no solo interpretativa sino de concepto musical, un acierto desde todo punto de vista. 


"Cuando terminé mi último álbum, Momentum, quise trabajar rápidamente en algo nuevo. Estuve renegociando mi contrato discográfico y no supe lo que iba a ocurrir después. Mientras tanto, mi programa para la BBC Radio 2 llevaba 3 años y, a lo largo de este tiempo, tuve la suerte de conocer a gente increíble", afirma Cullum. 

Para este álbum, Cullum ha contado con dos importantes colaboraciones como Gregory Porter en ‘Don’t Let Me Be Misunderstood’. También se incluye un dúo con la joven vocalista de soul inglesa Laura Mvula, en una versión del ‘Good Morning Heartache’ que hizo grande Billie Holiday. Además te vas a encontrar versiones de standards como ‘Interlude’ de Dizzy Gillespie, ‘Don´t You Know’ de Ray Charles el ‘Sack O’ Woe’ de ‘Cannonball’ Adderley’ o ‘My One And Only Love’ entre otros.


Básicamente, por los detalles de las grabaciones, expresiones del propio Jamie Cullum y por la excelente crítica del álbum, se puede decir abiertamente que es el resultado de un trabajo realizado en la más completa armonía, con diversión, tranquilidad emocional. Es claro que un trabajo así diera los frutos que está cosechando. 

“Para llegar a donde quieres ir, hay veces que tienes que volver a donde todo empezó. Interlude es la celebración de mi amor por el jazz que revisito cada semana en mi programa de radio. A través de él he conectado con algunos de los músicos con más talento del panorama actual. Esta es una colaboración con ellos. Grabado de la manera tradicional – en directo, en una habitación grande, directamente a una cinta analógica y en una sola toma”, señala el propio Jamie Cullum. 

El track inicial del disco es el tema que le da nombre, Interlude, que no es otra cosa que una versión nueva del viejo clásico de 1942 del maestro Dizzy Gillespie, conocido como 'A night in Tunisia', versionado originalmente por la gran Sarah Vaughan.

Puedes comprar el disco aquí: 

Otros temas de Jamie Cullum que recomiendo escuchar: 






Publicar un comentario