viernes, 25 de julio de 2008

Salsa Céltica: entre la magia de la naturaleza y la fuerza del Caribe


Nota de actualización
Miraflores, 30 de julio de 2016

La nota original la escribí en el 2008. Hice una reseña general del grupo y su propuesta musical, algo que por su enorme valor debía darse a conocer, pero hacía falta incluir música de su discografía en la nota, por ello la actualizo. 


Su disco más reciente data del año 2014, "The Tall Islands", para el sello Discos León, en el que continuaron con su idea de amalgamar ritmos y estilos, sumados todos en una compleja construcción que dio excelentes resultados, aportó mucho en la consolidación de su estilo, pero más allá de ello, contribuyó a la idea de música universal, esa que está en el alma colectiva del ser humano y del planeta como entelequia. Seguimos a la espera de una nueva producción. 

Al final de la nota pueden encontrar otros temas de Salsa Céltica para conocer más en detalle su propuesta. 



***

En Salsa Céltica se ha fusionado, casi perfectamente, la tradición caribeña del nuevo continente y la música más alegre de las altas tierras escocesas. Nadie puede terminar de imaginarse dos lugares o estilos más diferentes. O eso se cree. Salsa Céltica, un grupo de salsa cubano escocesa formado en 1996 en Edimburgo es un ejemplo impactante de música fusión que rompe barreras imaginarias y realza los vínculos entre diferentes culturas.

El miembro fundador, Toby Shippey, explica que “El grupo es orgánico, y particularmente tal y como es Edimburgo, donde hay un montón de músicos tradicionales, la mayoría de los cuales van de género en género. Quizás es diferente en ciudades más grandes donde sólo se toca un tipo de música, de tal forma que si se es un músico de jazz, sólo se toca jazz, etc. En Edimburgo es muy normal tocar muchos tipos de música diferentes. De esta manera se puede tener a alguien que toque música tradicional con un grupo, música funk con otro y luego quizás también salsa. Nosotros empezamos a dar conciertos en Edimburgo y un montón de músicos tradicionales se nos unieron. Cuando empezamos, éramos más que nada un grupo de salsa, pero luego la música tradicional empezó a mezclarse poco a poco y creo que es muy interesante”.



La pasión que Shippey tiene por la salsa se desarrolló al escucharla en una discoteca local: “Había una discoteca en Edimburgo que se llamaba Club Latino a donde solía ir con mi novia, y allí es donde escuché la música de gente como Tito Puente y Eddie Palmieri. No es que haya crecido escuchándola, no era tan fácil de encontrar en Edimburgo. Crecí escuchando lo que todo el mundo escuchaba: rock, funk, hip-hop, punk, ya sabes, lo de siempre”.

Por supuesto existen críticos que dirían cínicamente que la influencia celta del grupo es más una estratagema para vender que otra cosa, que les da un punto interesante en un mercado saturado dentro del mundo de la música. Shippey responde, aunque de buen carácter, con ligera exasperación diciendo que cree que sólo los que realmente miden el equilibrio son los fans de música tradicional más conservadores. En efecto, los salseros están sorprendidos por el hecho de que tocan con un sabor celta. No es intencionado, no hay un plan de marketing o nada por el estilo –afirma-, es simplemente algo orgánico, y con el grupo de músicos que tenemos actualmente existe un fuerte equilibrio.

Al fin y al cabo, si dan un concierto en el que 5.000 personas están disfrutando, no están haciendo nada mal. El actualizar la música tradicional y el mezclar diferentes estilos ha sido la norma musical en Escocia durante años, y de alguna manera es menos corriente tener un grupo de música puramente tradicional que tener algo como Salsa Céltica. La música Fusión no tiene nada de malo.



Actualmente, con una discografia incipiente y una larga lista de presentaciones pendientes en toda Europa en lo que resta del 2008, Salsa Céltica se presenta al mundo con una partida original de algo que una simple fusión de estilos y tradiciones, más bien –se diría- una amalgama recrujida de tendones y nervios, de almas y sentimientos, un organizado producto orgánico afiatado a partir de la diversidad cultural del mundo global y de lo que Rubén Blades llama “única raza humana”. Salsa Céltica ha fecundado bellamente un producto musical rico en diversidad y ávido de vanguardia, entendida ésta como el sentido de lo renovado, algo que va más allá de los sentidos. Y se muestra bailable, para los más sencillos.

Desde los primeros locales de jazz y clubes de bandas de Glasgow y Edimburgo, dieron sus primero pasos en la música. Después de editar su primer álbum Salsa Céltica tomó su música de diferentes partes de Escocia, desde “Skye” hasta “Mull”, desde “Iona” hasta “Barra de Lewis” a “Orkney” recorriendo diferentes y múltiples lugares. Después de todo eso, ahorraron y se dirigieron hacia Cuba para establecer contacto con los grupos de salsa, incluyendo Son14 y Sonora La Calle, y absorber así las influencias afrocubanas de La Habana y de Santiago Cuba en general. Más adelante dan un sensacional salto en el 2003 con este último trabajo alcanzando el número 5 en el ranking del World Music en Europa siendo también el primer álbum editado por Brújula Records en USA.



En el 2004 la banda toma por primera vez su fusión única con sonidos latinos y célticos en una gira por Inglaterra. Pero el punto álgido de la gira de diecinueve fechas fue la actuación del Festival de Músicas del Mundo en el “Queen Elizabeth Hall” en London South Bank como parte del festival de “La Línea” donde colgaron el cartel de “entradas agotadas” y donde pusieron a toda la audiencia entera a sus pies durante toda la función, sacando a muchos de ellos a bailar por los pasillos. En el Otoño 2004 actuaron delante de 40.000 personas como parte prestigioso en el “BBC Proms in the Park” y en noviembre fueron escogidos para cerrar el “Belfast Queen Festival”.

Pueden revisar la discografia en la página del grupo: 
http://www.salsaceltica.com/



Pueden comprar los discos de Salsa Céltica aquí: 
https://itunes.apple.com/us/artist/salsa-celtica/id32493436?l=es

Miraflores, 16/04/2008

Otros temas de Salsa Céltica que recomiendo escuchar:





Publicar un comentario