sábado, 11 de julio de 2009

Astor Piazzolla & Roberto Goyeneche - Balada para un loco

“La diferencia entre un loco y un piantado está en que el loco tiende a creerse cuerdo mientras que el piantado, sin reflexionar sistemáticamente en la cosa, siente que los cuerdos son demasiado almácigo simétrico y reloj suizo, el dos después del uno y antes del tres, con lo cual sin abrir juicio, porque un piantado no es nunca un bien pensante o una buena conciencia o un juez de turno, ese sujeto continúa su camino por abajo de la vereda y más bien a contrapelo, y así sucede que mientras todo el mundo frena el auto cuando ve la luz roja, él aprieta el acelerador y Dios te libre.”

Fragmento de “Del gesto que consiste en ponerse el dedo índice en la sien y moverlo como quien atornilla y destornilla.” de Julio Cortazar.

Publicar un comentario