domingo, 28 de septiembre de 2008

El último refugio del arte


Quienes todavía no han descubierto y disfrutado culturalmente de una visita al conjunto de esculturas funerarias del Cementerio Presbítero Maestro no saben lo que se piernes. Está considerado como la más importante colección de esculturas y estructuras funerarias europeas del siglo XIX de América Latina, uno de los camposantos más importantes del mundo, en virtud del patrimonio artístico que cobija.

En sus cuarteles y mausoleos, resguardados por imponentes esculturas de una belleza inquebrantable, descansan personajes de marcada importancia para la historia de nuestra cultura y polìtica. Conocido antiguamente como Cementerio General, este año cumplió 200 años de existencia, fue declarado Monumento Histórico el 28 de diciembre de 1972, museo el 9 de junio de 1999 e incorporado a la Red Andina de Valorización de Cementerios Patrimoniales en el año 2000.
Y para muestra, algunos botones:
Augusto B. Leguía

Felipe Pardo y Aliaga


Alfonso Ugarte

Oscar R. Benavides


Felipe Pinglo Alva


Luis M. Sánchez Cerro


La Cripta de los Héroes


Para conocer de cerca estas bellas obras maestras del arte de todas las épocas, la Beneficencia Pública de Lima organiza todos los últimos jueves de mes, desde las 8 de la noche, sendas visitas guiadas y temáticamente dispuestas. Prepararse que esta será, sin dudas, una experiencia de alta complejidad. Si prefieren, pueden separar un domingo por la mañana para conocerlo, terminando la jornada con un almuerzo de aquellos en La Buena Muerte. O conocerlo en una de las visitas nocturnas.
La invitación está hecha. Aprender, no cuesta nada.
Publicar un comentario