lunes, 1 de septiembre de 2008

Que es el amor?


Para mis mejores amigas, mis propias "niuyorquinas" felices...

********
En realidad, qué es el amor, Garay? No es sino un éxtasis temporal, un rapto de locura, que nos envuelve a todos los que tenemos corazón. Algunos más soñadores que otros. Es acaso el amor un grito silente en las noches acaloradas, un estrépito callado que se sumerge lento en las cobijas frescas de la soledad, o se trata de una mentira piadosa que solemos hacernos cuando las cosas parecen pero no son. Más bien, dirían otros, se trata de una enfermedad que ataca la cordura, cuyos síntomas perturban la respiración y las buenas formas, una úlcera precisa en el alma, un apéndice en el corazón, una flama viva que enciende las hormonas a ritmos galopantes, que seduce las formas y los colores del cuerpo, un esfuerzo por permanecer de pie, incluso ante la muerte, cuando ella sola quiere tenernos. Y cómo es que nos rendimos al amor, Camuchita? No será acaso que doblegados por las fuerza íntimas de la naturaleza nos guarecemos de la noche bajo el cálido soporte de nuestras habitaciones. O es que la vida misma nos lleva a enfrentar con el último aliento las verdades incógnitas de los días edulcorados que vivimos, sin prisa pero sin pausa, como eclipses parciales de lucidez, ceguera de las miradas, lágrimas cortadas, un café solitario en la avenida Córdova, o un trago frío en la oscura frescura del malecón.


Y no es acaso, Chío, que despertar cada mañana al lado de esa persona y sentir su aroma de fruta vivas es lo mejor de la vida? Sentir que las cosas están dichas antes de decirlas, ir al concierto, probarse la ropa, tomar el sol, embriagarse juntos, caminar por la playa, viajar con la ventana del auto abajo, con el viento enorme en la cara.

Y es que el amor, Lucy, no tiene nombre propio, no tiene forma, no tiene aroma. Únicamente se deleita de las cosas simples, de la piel sana, del alma noble y de las palabras buenas, aquellas que existen para hacernos sentir vivos, o, como dice mi amiga, prepararte una manzanilla caliente a mitad de la noche y calentar sus pies tibios con tus besos más tiernos.

Miraflores, 14/02/2007

Publicar un comentario